tristeza

No te olvido, pero callo porque tengo que callar, el haber guardado mis sentimientos en un baúl solo propició que al abrirlo brotaran mas añejos, mas maduros e imposibles de satisfacer… sin ti.

Te encuentro en mi mente, rondando como siempre, en mi sentir y porque no decir, en mi pesar, entre tanto, me olvido de mi, miro sin pensar, el cielo, las estrellas y la inmensidad en plena oscuridad.

Sí ahora que te añoro a la luz de la luna no lloro, yo ni mi alma, es porque ahora sueño, porque te tengo en mi fantasía, te platico aventuras y desventuras, el porque de mi desvelo.

Le digo a mi corazón que no debo amarte, mucho menos desearte, que no debo  seguir guardando mis sentimientos, porque cuando los encuentro  nuevamente  ahí, me lastiman más, pero callo porque tengo que callar.

Le pregunto al viento porqué no puedo librar esto y seguir como tantas veces lo he hecho en estos años, pero el azul melancólico me tiñe y me ciñe, cada vez más, sin que logre escapar.