Carretera - San Martín de las Pirámides - México

Agua y mar, caminos y carreteras, muchos kilómetros. incluso tormentas. Todo se oponía, pero sabré encontrarte, hallaré un modo de llegar hasta ti.

Confío en el regreso, solo eso veo, llegando con tu mano en la mía. Con mi corazón lleno; de amor, de sueños, de esperanzas y ¿por qué no?, de tu calor.

Viviendo aquella felicidad que siempre soñé, en un lugar solo para los dos, nuestro espacio. A medida, en este mundo, durante esta vida. Veo esa luz en tu mirada, aquella que hasta ahora me alumbra en las peores tinieblas.

Tengo fuerza y tengo fe, en algo tan etéreo como mi amor, pero que se hace tan tangible como este camino que ahora he de recorrer.

Volveremos con nuestras miradas al frente y una sonrisa coronada por un beso, no de final feliz, sino de un hermoso principio.