La verdad es tan impopular que se le prefiere disimulada,
acartonada y si es posible bien callada: muda.
No es muy apreciada por que no se sujeta a los caprichos.
Es la que es y será por muchos años que pasen.
Si quieres rezar para que ella cambie, mejor olvídalo.
Pero no te preocupes, si la verdad no es para ti, 
existen diversas sectas, fábulas y fantasías.
Solo escoge la que te haga más feliz y recuerda este consejo:
si alguna gente te dice que su fantasía es única y verdadera
no uses palabra majadera, ni discutas.
Recuerda que tu simplemente escogiste una diferente.