Es más fácil perderse en las drogas que enfrentar la vida, es más sencillo robar algo en vez de trabajar. Es más fácil agarrarse a golpes con alguien que dialogar, escuchar y acordar.

Luchar y amar requieren esfuerzo, no se admite la cobardía.