happily never after
Hay días en los que deseas desaparecer del mundo, que necesitas un respiro, del ruido, de la gente, del afán mundano por querer llevarte a vivir una vida distinta a la que planeaste, a la que imaginaste, ya no digamos de la que soñaste.

Cuando un abrazo no te llena, cuando un beso no te sabe, una palabra no te suena, son esos momentos en que después de mucho pensar te hartas y decides no pensar más.

Te ahogas en tus sueños, tal vez si no hubieras visto esa maldita película dónde te mostraban que todo podía resultar maravilloso y vivirías feliz para siempre, no estarías aquí desgarrándote las vestiduras por no obtener ese final tan preciado y tan distante.

Y al después de todo no hay respuesta, sólo la búsqueda, que no se acaba y quien sabe a dónde te llevará.