eclipse lunar

Cuando creí encontrar paz me ahogué, cuando creí tener solo locura en mi, me hizo falta más.

Para encontrar el equilibrio en mi, necesité buscar en lo más hondo y brotaron de mi ser los más absurdos personajes, que me llevaron a proyectar un dejo de sadismo, un poco de cordura, un mucho de visión y casi nada de pudor.

Para vivir entre humanos encontré necesario, no intentar ser como ellos, sino solo beber del elixir de la vida todo lo que se pueda, con un poco de sabor a muerte, nada renace ni nada se transforma sin haberse destruido por dentro, desde el centro.

La luz nos ayuda para saber por donde vamos o que hay enfrente; pero la oscuridad esa siempre está ahí, solo se aparta por un momento.

Por tanto hay que dar paso a esa oscuridad, disfrutar de ella, celebrarla y usarla en nuestro beneficio.