frase-para-gozar-amor-para-sufrir-amor-para-vivir-amor-para-morir-amor-para-reir-amor-para-chavela-vargas

Al enamorarte, sin importar que edad tengas o que hayas vivido antes, tu alma y tu corazón se llenan de sentimientos cálidos, esperanzas y sueños por llenar.

Empiezas a escuchar canciones de felicidad o andas tarareando las rolas que más competen a ese sentir que experimentas.

Comenzamos a hacer planes, ilusiones y creamos situaciones ideales que nos llevan a soñar cada vez mas profundo.

No importa si nos enamoramos de un hombre o de una mujer, los sentimientos no tienen sexo y si en algo coincidimos como seres humanos es en el sentir.

Pasa el tiempo, que pueden ser semanas, meses o años y nos volvemos a encontrar en esa soledad que nos lleva a pensar que la felicidad se nos escapa, que nos elude cruelmente y volver a comenzar no es fácil.

Pero si ese amor creció en nosotros una vez, volverá a crecer, no sabemos cómo ni cuando, a veces puede ser con la persona menos pensada, hasta un(a) amigo(a) que no habíamos considerado, el caso es que volveremos a vivir la ilusión de un amor.

El caso es no cerrarnos a estereotipos, a etiquetas o a situaciones preconcebidas, tenemos que luchar y creer que podemos ser felices.

La felicidad no es eterna, ni es permanente, debemos atesorar los momentos y los instantes, aunque esos después nos hagan llorar, sabremos que amamos y fuimos amados, en este que es un insípido viaje sí no nos damos la oportunidad de sentir en verdad.

Cometemos errores y siempre lo haremos, el hecho es encontrar quién este dispuesto a cometerlos con nosotros y seguir juntos a pesar de esas fallas, quién no tenga la valentía de acompañarnos en ese viaje, no merece la pena que le dediquemos nuestra sonrisa o peor a un nuestras lágrimas.

Yo tal vez sea el menos indicado para hablar de esto, pues como a todos, me cuesta poner a trabajar los consejos que me dan, pero siempre estaré dispuesto a amar, aunque el precio sea volver a llorar.