Mirar tus ojos sin besar tus labios, es como el agua de mar sin lo salado.

ojo