No se si tú seas quién acompañará mis días y mis noches, no sé si a tu lado encontraré la felicidad, pero has llenado mi alma de alegría e ilusión al encontrarte y yo también estoy dispuesto a intentarlo.

Porque si se dan las cosas también me gustaría poder hacerte feliz.