Paztizal

Un día te habré olvidado, tal vez para otoño. Quedará en mi mente solo el rastro de tu paso como lo deja una polvareda que se quita sacudiéndose o con un baño.

Un día me habrás recordado, como a quién decidiste olvidar pero que nunca pudiste, porque al pasar del tiempo valorarás todo aquello que no supiste tomar.

Seca tus lágrimas, dirige tus pasos hacia adelante, sonríe, lucha y vive. Que al madurar recibas paz y no arrepentimiento, en esos momentos que la fuerza mengua y las hojas secas caen a tus pies.

Que tengas dulzor en torno a ti, que no te pase al mirar alrededor que veas que lo cosechado es muy amargo.