Cerillos

Puedo gritar a todo pulmón que hoy no me fio de mi propio corazón, sin ninguna razón te empieza a extrañar aunque ya no te debo ni mirar.

Pero ahora que tengo tiempo, voy a ahogar tu nombre en el alcohol, una copa más y tu recuerdo ya no hará mella en mi, despertaré y sabré que ya estoy bien, pero tu mañana despertarás y seguirás igual con tu culpa en cada umbral.

Te has marchado, pero siempre regresas, buscando un amor y un calor que nunca mereciste ni tendrás más, la intranquilidad ha hecho presa de ti.

En la habitación que con pasión quemamos todas esas ansias, matamos también los sentimientos, todos los sueños que se ahogaron no despertaran nunca más.

A veces corres y te escondes, pero huyendo nunca escaparás, a los recuerdos y la culpa no se puede no se puede huir, van con uno siempre, hasta el final.

No hay un día fácil cuando cargas con el pasado a cuestas todo el tiempo y no dejas ir lo que ya te dejó.