Caminando ya sin ti

Loco, triste y abatido toqué tu puerta
no atendiste, sin valor para mirar mis ojos
que de tanto llorar empequeñecidos estan
pero aún ese gran amor por ti reflejan
aquel amor que hoy eliges negar.

Si tomé tu mano me soltaste
si acompañe tus sueños me apartaste.
Hiciste a un lado todo lo que te di
y hasta lo que imagine poderte entregar.
Por eso no me importó vagar y vagar
ni en las cantinas mi dinero derrochar.

Soñando con mundos e imposibles visiones
para que fueras tú tambien un sueño
o mi imaginación jugandome una broma.
Acerca de tu imagen dejando mis alas rotas
por eso tan malas no son las copas
me hicieron entender que si no quieres amor
no te lo voy a ofrecer, ni llorar por ti ya.

Yendo por el mundo he de amar
el viento, la luna y las olas del mar
un millón de estrellas y a mi alma locuaz.
Y si encuentro a alguien como tú
la media vuelta daré y le dejaré pasar
que necio seré si me enamoro sabiendo
y conociendo como ha de acabar.