Ocaso

1.- Llegar tarde a casa, cansado(a) y darte cuenta que al siguiente día no tienes que madrugar.

2.- Descansar con tu cabeza en el pecho de alguien.

3.- Conocer a alguien que cambiará tu vida.

4.- Cuando vienen recuerdos felices a tu memoria.

5.- Cuando has terminado un trabajo muy pesado.

6.- Beber tu bebida favorita en compañía de alguien especial.

7.- Encontrar a alguien que quieres y no has visto en mucho tiempo.

8.- Una reconfortante y larga ducha.

9.- Poder llegar al baño después de haber aguantado mucho.

10.- Reír hasta que duela el estomago.

11.- Haber ayudado a alguien a sentirse mejor.

Siempre habrán muchos más momentos geniales en tu vida. ¡Disfrútalos!