No hay versos ni palabras que describan lo que tus besos provocan, en luz o en oscuridad, en la calma o la tempestad, el resto del mundo se borra si estás tú.

El hogar del amor tiene como llave tu mirada y tu respiración, cada paso llendo hacia adelante, si es contigo parece mas liviano.

A caso será que no es cierto, pero que más da, si duermo, dejame soñar otro rato más.

 

Pingüinos juntos en el frío