Vampiro

Sombras y crujidos, sonidos de la noche, que anuncian el momento de partir, de recorrer el camino de los perdidos, buscando el elixir carmesí de la existencia, que es no vida, la vida es más frágil, desdeñable, dura unos pocos años y termina, en el caso humano, a veces sin haber realizado los individuos, más que convertir oxigeno en dióxido de carbono y crear desechos.

Yo en cambio soy inmutable, imperecedero, mi conocimiento se mantiene desde la antigüedad, me hacen falta retos, desafíos, que supongan una diferencia a mi devenir por el tiempo.

Los demás de mi especie se han vuelto perezosos, aburridos, preciso de encontrar un nuevo adepto que aprenda de mi y me muestre su vitalidad, sus ojos maravillados por los secretos de la noche, pocos tienen lo que quiero, esta noche puede que tenga suerte.