redscale back tree

Perdona por perderme, por llevar aún mi pensamiento hasta ti
por extraviarme en aquellos dulces besos y aquellos tus abrazos.
Mi recuerdos vuelven sin aviso, atiborrados de pesar
porque miro atrás y llego a saber que tal vez desperdicié tu querer.
No es obsesión vida mia, ya lo he comprobado
tampoco es desdicha a lo loco, ni anhelo barato del que espera.
Porque vaya donde vaya y mire a quien mire, tus ojos vuelven a mi,
serenos, quietos, interrogando porque los quiero y porque lloro.
No poseo grandes respuestas elaboradas; te quiero, te amo y nada más.
Buscando explicación he recreado teorías tan vanas y tan profundas,
que las hipótesis Freudianas quedan aisladas de mi descubrimiento.
Aunque es más simple que la brisa, más natural que respirar…
Es algo que va más allá de merecer, es algo que va más allá de entregar
es el amor del que es capaz de esperar incluso descorazonado
y del que vuelve la mirada esperando un cálido regreso.
Me has entregado tanto con tu ser, por el solo hecho de existir
que no cabe más que agradecer, al mundo y al cielo por dejarte ver.
Tal vez llegue hasta ti el viento de mi pensamiento
a veces calmado y sereno otras tempestuoso e incierto…
pero siempre conteniendo tu nombre, eso siempre.