padre e hijo

Hoy cumpliste años y no es un evento cualquiera,
es el día que recuerdamos que naciste, igual que todos, aquí, en esta tierra.
Humano al fin, no menos que nadie, igual pero también diferente.
Siempre sigue tu camino, pero recuerda que al mirar atrás se aprende,
para eso deja partir a tus remordimientos.
Sereno mira hacia delante y abraza tus sentimientos,
dentro no dejes de ser niño, vuela y sé guiado por tus sueños.

Cultiva tu libertad y siempre pregunta “¿Por qué?”
Siempre humilde, pero duda hasta de lo que mejor creas saber.

Hijo, en verdad te digo que este día el gozo es para mi,
yo te regalé la vida, pero tú me has obsequiado mucho más,
junto a ti aprendí más de lo que enseñé,
volvía a cosechar todo lo que sembré.
Junto a ti volvi a nacer y mil sueños volví a tener…
¿Sabes?
Un día soñando te perdí y al despertar llorando ví que estabas ahí.
Un padre imagina de más y sufre por ello, no me culpes si siempre te cuido,
hoy también debes irte a vivir por ti, siempre que me necesites estaré aquí.

También por ti aprendí que no está de mas decir lo que se siente,
de un padre o de un hijo un abrazo y un te amo siempre es conveniente.
Aún no te has ido hijo mio y ya te extraño.

Siempre vuelve, dónde yo esté tendrás tu hogar esperandote,
no olvides a este viejo sentimental, que aunque mi piel se arrugue,
mi amor por ti nunca disminuye.

¡Feliz cumple años hijo!