No hay ser humano...

No hay ser humano, por cobarde que sea, que no pueda convertirse en héroe por amor. Platón.