Desesperación

En un bosque brumoso se me impide ver el sendero, a veces intenta aparecer un poco, pero cuando me decido a seguir esa fugaz aparición de camino, me topo con un árbol gigante, no me es fácil avanzar, pero tampoco puedo retroceder, pues el camino de regreso no es accesible.

Enciendo algunas bengalas, para que alguien pueda auxiliarme, pero no hay nadie, todos se han ido ya.

Dejo caer mi cuerpo de rodillas, desesperadamente llevo mis manos a mi rostro cubierto de lágrimas, grito, me calmo, me vuelvo a desesperar, pero no encuentro como salir de ahí.

Es un lugar extraño, ni de día ni de noche cede la espesa bruma, intento escapar, corriendo, caminando, me dejo de mover, en la dirección que vaya siempre regreso al mismo lugar.

Esperaré sin esperar, que el camino se muestre y pueda volver a andar.

[vodpod id=Video.5111953&w=425&h=350&fv=]