Recuerdos y tiempo
El día se va, la noche se va, pero esos recuerdos siguen habitando tu ser, ese dolor, ese mal sabor, pero tambien todos aquellos momentos que te hicieron feliz.

Recordar no suele ser tan exacto como crees, al tiempo se va, una parte y otra más, por eso concentrarse en lo malo no es la mejor opción, porque son como piedritas que van llenando un frasco y no queda espacio para nada bueno ya.

¿Qué quedará cada día en tu mente y en tu recuerdo una vez que termine? De ti depende.