lluvia noche

Hay noches que no alcanzan, hay noches que no avanzan, algunas saben a nostalgia, otras saben al pálido brillo de tu piel con la luna, esa que sabe como ninguna.

Me hiero en el espejo de los años, que no han hecho tanto agravio como el que me hiciste con tus besos, esos que tan ciertos no podían durar.

Ansío dias que comiencen con el suspiro de la esperanza, con el brio del joven que murió en la añoranza, de lo que ocuparía el vacío que nunca se llenó.

Mil veces he repasado el verso que de mis labios no salió, que en tus oidos nunca se posó, pero a tu imagen siempre añoró.

No me despido de tu imagen, que me persigue por valles y estepas, sino que la abrazo a mi mente y la cosecho con tristezas, unas bravas, húmedas, otras tibias y secas.