Precio del tiempo

Hoy me levanté, hice lo acostumbrado, para salir camino al trabajo, vi mucha gente, me desesperé con el montón de coches, el calor, pero al fin llegué.

Entonces algo me hizo querer acordarme de cierto momento del trayecto, pero no lo recordaba exactamente, venía por decirlo así en “piloto automático”.

Cuantas veces andamos por la vida con el “piloto automático” puesto, no reparamos en lo que ocurre, en los detalles e incluso ni en nosotros mismos, sin embargo, cada minuto de cada día, es un minuto menos, un tiempo consumido, que acerca nuestro desenlace, todos tenemos un tiempo para vivir en esta vida, algunos más corto o más largo que otros, pero nadie sabe exactamente cuando deberá entregar su cuerpo y marchar al hades.

Todos decimos, mañana empiezo esto, mañana haré tal cosa, pero no sabemos si ese día del futuro lo vamos a vivir y mientras existimos simplemente dejando pasar el tiempo, sin valorarlo, sin concentrarnos en que estamos haciendo, si nuestro tiempo no lo utilizamos adecuadamente, simplemente se escurre como agua entre los dedos y no hay forma de “comprar” más tiempo.

¿Cuánto vale tu tiempo?

¿Dejarás que se te escape en cosas que no te interesan?