Disfraces, momia

Los disfraces se utilizan para ocultar lo que en verdad somos y mostrar al mundo una fantasía o algo que nos gustaría ser.

Pero en estas fechas, a veces se recurre al “disfraz” para sacar a la luz exactamente eso que somos en verdad.

Eso ocurre cuando diariamente nos disfrazamos, de oficinista, de ejecutivo, de cajero, de lo que sea que nos exija nuestro trabajo, ese es nuestro disfraz de diario, disfrazarnos de tristes autómatas que siguen un guión, una pauta escrita por alguien más.

Sin embargo en lo profundo, muy adentro se sigue siendo el mismo y no se deja de soñar.