Soy la suma de todas mis vivencias, miedos, sueños y aspiraciones, así que no puedo ser como tú, ni conducirme bajo tus reglas. Menos si estas son basadas en una falsa moral y originadas por quienes crearon la santa inquisición.