Eternidad

A un paso de la noche se enciende mi ansia por poseerte, dejar que el sudor corra por tu piel mientras sacía mi sed.

El latido de tu corazón despierta un ardor por gritar junto a tí y ser uno solo nuevamente  y como siempre.

El sadismo y la locura se conjugan para ser los perfectos amantes, que participan de nuestra orgía de placer.

Sin razones puedo ser y saber que tu serás, cada lugar que conocemos de nosotros es nuevamente explorado.

El tiempo en la mortalidad es corto, pero juntos cada segundo dura para siempre, así será hasta la eternidad.