Bello ojo de hombre

Una vez en tus ojos me perdí de solo mirarlos;
me encontré navegando por tierras fértiles,
el suave viento acariciando mi rostro,
ningun paisaje visto fue tan hermoso.
Había luz y no existian las sombras;
nada como aquellas bellas formas.
praderas, montañas, flores y calmos mares,
feliz, libre de todo, del mundo y sus reclamos,
me sentí en el cielo, aunque nunca creí en el.
Sí eso viví con tus ojos ¿qué será tocar tu piel?
A tus ojos quiero por siempre mirarlos,
ruego que nunca mueras vida mía y nunca extrañarlos.