verano-avion-puerto

En el viento vuela el olor a mar en calma,
en mi mente la ternura y la belleza de tu alma.

La lluvia se lleva un poco de pesar, pero solo un poco,
y esas tardes que no se terminan, eternas, ni hablar.
Pero la imágen de tu ser, tus palabras y tu olor,
pronto me brindan una nueva manera de volar, recordar,
ensoñaciones que me apartan, que me arrebatan del enfado.

Durante el tránsito del sol, siempre recuerdo tu amor.
Cielo e infierno en un día normal, esa es la realidad,
hay paz y hay guerra, la tranquilidad no se aferra.
Por las noches me sueño, te sueño, recostados en la hierba.

No hay finales, no hay principios, un continuo andar,
luchando por nuestros sueños nunca hemos de fallar.