muriendo con mi gato al lado

La saliva deja de pasar por mi boca, mi garganta se seca,
es mi ultimo día en la tierra, ya viene, el final se acerca.
Muchos amigos muertos están, se fueron hace tiempo ya,
mi familia ya no viene aquí, estoy sola y no hay más.
Me queda mi gato, mi compañero, sigue aqui a mi lado,
que se quede, que sea lo ultimo que vea mientras respiro,
porque la gente tiene su vida, mucha me ha abandonado.
Pero este amigo de cuatro patas nunca me ha fallado.

Esto que he escrito me lo he imaginado, en como me sentiría si no me queda nadie y solo me queda mi gato, en un mundo de millones de seres humanos, que alguien muera solo y no tenga a nadie, que a nadie le importe, no es justo, nos importan más nuestras cosas banales que ayudar a alguien, aunque sea estando a su lado, ojalá eso cambie, sino no merecemos tener un futuro como especie.